Liliana María Palacio fundó su compañía de títeres Manicomio de Muñecos convencida de que la dramaturgia, aunque fuera con muñecos de trapo y decorados de cartón, podía contribuir al desarrollo de la infancia en una ciudad como Medellín. Cuando lo hizo corría el año 1975 y nunca fue un inconveniente que se empezaran a vislumbrar los años de plomo y narco que marcaron el destino de la ciudad durante décadas. Como tampoco importó que ese primer paso lo diera siendo una niña de apenas diez años de edad. Seguir leyendo “Liliana María Palacio: una vida entre títeres (IberCultura-Viva)”

Anuncios