No tiene forma de libro y ni siquiera tiene páginas, pero de él fluyen desde las grandes historias de la literatura universal hasta los manuales académicos. Tampoco tiene forma de llave y, sin embargo, ha abierto la puerta de una biblioteca a cientos de invidentes mexicanos. En apariencia es un simple cilindro de plástico. Pero también una de las joyas de la cooperación iberoamericana y se encuentra en la Biblioteca Central Estatal Miguel N. Lira de Tlaxcala (México).

1

Fue el programa iberoamericano ‘IberBibliotecas’, el que reconoció la valía de este proyecto de inclusión de invidentes a través de las nuevas tecnologías dentro de la I Convocatoria de Ayudas del Programa Iberoamericano de Bibliotecas.Con el apoyo económico se han podido adquirir los equipos necesarios para iniciar la primera fase“, explica Francisco del Reyo, bibliotecólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y principal impulsor de esta tecnología.

Hablamos de un mecanismo sencillo: el invidente sólo tiene que equiparse con uno de los lectores electrónicos e ir situándolo sobre los nodos repartidos a lo largo del recinto. El contacto entre ambos genera una información auditiva que se transmite a través del lector y auriculares, ya sea contenidos literarios, noticias o indicaciones sobre cómo llegar a los siguientes nodos. “También se han preparado instalaciones, capacitado personal y sensibilizado a las autoridades por parte de Noe Ortiz (Coordinador de las bibliotecas públicas de Tlaxcala)“, añade. (clic en imágenes para ampliar) 

Esta distinción nos permitió dar a conocer en los medios de comunicación el proyecto no solo como un programa de apoyo a personas ciegas. Representa la modernización en el servicio bibliotecario para el público en general”, explica Noe cuando le preguntamos sobre otros efectos positivos. “El premio nos proyectó como un programa que es visto por América Latina como de gran alcance, único en las bibliotecas públicas. Las visitas llegan en grupos de 4 a 12 personas por día. De hecho, se lleva una agenda de registro y vienen con anticipación a apartar un día de la semana para que se les atienda“, remarcó poniendo el foco sobre la posibilidad de estar ante un proyecto extensible a otros centros de la región.

José Albil | @Ortizalbil

Anuncios